Se un embajador de buena semilla

Inicio /
Donaciones

¿Porqué Donar a Althea ?

La profunda repercusión social de estas iniciativas —que contribuyen a una justa y equitativa distribución de las riquezas; al bienestar de toda la sociedad; al fortalecimiento del respeto y la tolerancia ciudadana; a la promoción de la mujer y la ayuda a los desvalidos y marginados— explica que busquemos la ayuda de organismos oficiales, nacionales e internacionales, de entidades locales y de personas para cumplir con nuestra misión de ser sembradores de buena semilla.

Las actuales sedes de Althea son una realidad gracias a las donaciones que muchas personas han hecho a lo largo de sesenta años, en trabajo, gestiones y dinero. Grupos promotores y un gran voluntariado hicieron posible un sueño que parecía imposible.

El sostenimiento de los programas y servicios también son posibles por las ayudas que miles de personas hacen para los programas. Althea tiene muy en cuenta también las oraciones de muchas personas para que este sueño siga haciéndose realidad.

Para que las personas encuentren en nuestros centros culturales el lugar idóneo para su formación.

Para que podamos seguir apoyando a mujeres jóvenes, de escasos recursos económicos, de distintas zonas del país, para que logren estudiar, trabajar y proyectarse profesional y humanamente.

Para generar empleo a más de 65 personas que están vinculadas directamente con Althea y a más de 250 beneficiarios indirectos.

Nuestro alcance

5.400

Mujeres

4.500

hombres

+150

familias

1.300

jóvenes

A todos nuestros donantes nuestro eterno agradecimiento.

Desarrollo de personas y espacios formativos

Creemos en la formación integral como motor que impulsa el desarrollo del Ser y de la Sociedad.